Escríbenos Dónde estamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Pedir Asilo y Refugio en España. ¿Cuándo solicitarlo?

Publicado: 23 de Octubre de 2019

La Constitución Española dispone que;"La ley establecerá los términos en que los

ciudadanos de otros países y los apátridas podrán gozar del derecho de asilo en

España"

Esa Ley a la que la Constitución remite es hoy la 12/2009, de 30 de octubre, Reguladora

del Derecho de Asilo y la Protección Subsidiaria, que se aplica en la resolución

impugnada. En el artículo 2 se establece:

"El derecho de asilo es la protección dispensada a los nacionales no comunitarios o a

los apátridas a quienes se reconozca la condición de refugiado en los términos

definidos en el artículo 3 de esta Ley y en la Convención sobre el Estatuto de los

Refugiados , hecha en Ginebra el 28 de julio de 1951 , y su Protocolo, suscrito en

Nueva York el 31 de enero de 1967"

Tales requisitos son a tenor de lo dispuesto en los artículos 1 de la Convención y I.2 del

citado Protocolo:

«Que debido a fundados temores de ser perseguido por motivos de raza, religión,

nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas, se

encuentre fuera del país de su nacionalidad y no pueda, o, a causa de dichos temores,

no quiera acogerse a la protección de tal país; o que, careciendo de nacionalidad y

hallándose fuera del país donde antes tuviera su residencia habitual, no pueda o, a

causa de dichos temores, no quiera regresar a él».

Por otra parte el artículo 3 de la propia Ley 12/2009 dispone que:

"La condición de refugiado se reconoce a toda persona que, debido a fundados temores

de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, opiniones políticas,

pertenencia a determinado grupo social, de género u orientación sexual, se encuentra

fuera del país de su nacionalidad y no puede o, a causa de dichos temores, no quiere

acogerse a la protección de tal país, o al apátrida que, careciendo de nacionalidad y

hallándose fuera del país donde antes tuviera su residencia habitual, por los mismos

motivos no puede o, a causa de dichos temores, no quiere regresar a él, y no esté

incurso en alguna de las causas de exclusión del artículo 8 o de las causas de

denegación o revocación del artículo 9"

El artículo 6 de la norma pretende objetivar, por otra parte, la clase de actos de

persecución que son necesarios para que los "temores" de persecución sean en efecto

"fundados" con exclusión por tanto de cualesquiera otros de relevancia menor.

El artículo 7 de la Ley perfila, a su vez, los motivos por los que el agente perseguidor

puede actuar para que la persecución existente sea en efecto incardinable en la

condición de refugiado.

Por fin, en los artículos 13 y 14 de la repetida Ley describen quiénes pueden ser agentes

de persecución y, en su caso, de protección.

haz clic para copiar mailmail copiado