Los abogados de familia en Madrid Centro que forman nuestro despacho cuentan con una amplia experiencia tramitando divorcios en los que, en muchas ocasiones, se solicita una pensión alimenticia para los hijos habidos en el matrimonio. Aunque es un término de sobra conocido por todos, no son muchas las personas que conocen plenamente su alcance, por eso en este post vamos a contarte en qué consiste realmente esta pensión y cómo se establece.

La pensión alimenticia hace referencia a la cuantía que el progenitor que no tenga la custodia de sus hijos menores tiene que pagar al progenitor que sí la tiene. Esa cuantía no está destinada a gastos puramente alimenticios; aunque se denomine así, ese dinero está orientado a cubrir todas las necesidades básicas de los niños: vivienda, matrícula del colegio, material escolar, ropa, actividades… y por supuesto, comida. En definitiva, se trata de un dinero que uno de los padres tiene que abonar para ayudar al otro a pagar todos los gastos que se derivan de la manutención de sus hijos hasta que estos puedan ser independientes.

Como expertos abogados de familia en Madrid Centro sabemos que la pensión alimenticia se fija con mayor facilidad cuando la ruptura matrimonial se ha llevado a cabo de mutuo acuerdo. En estos casos, se establece un convenio regulador que indica a cuánto debe ascender dicha pensión y la fecha en la que entra en vigor. Cuando el divorcio es contencioso suele haber desacuerdos en la cantidad fijada como pensión alimenticia, la cual se establece por sentencia y puede ser exigida por vía penal o civil si no se abona.

Si te has divorciado y quieres solicitar una pensión alimenticia o bien eres la persona que debe abonarla, te recomendamos ponerte en manos de un despacho como el de Lucas Franco Abogados que está especializado en este ámbito del derecho.