Si buscamos un bufete de abogados en Madrid centro, o cualquier otra localidad, lo primero que se nos pasa por la cabeza es buscar referencias entre nuestros amigos, vecinos y familiares, pero... ¿cómo podemos asegurarnos de que un buen profesional?

Lo primero que hay que verificar es la formación del abogado sobre el tema legal que nos compete, es decir, que si buscamos un abogado penalista hay que asegurarse de que esté especializado en ese campo. Para conseguirlo, debemos delimitar nuestro problema siendo directos y respondiendo siempre con sinceridad a las preguntas que nos formule. Un buen síntoma para saber si un bufete de abogados en Madrid centro, u otra localidad, es bueno o no, es la organización de la información que va a manejar. Si nos dice que el problema está resuelto antes de tener los antecedentes en sus manos, desconfía, ya que sin todos los datos es improbable hacer un buen juicio sobre el caso.

También hay que sopesar la destreza legal del profesional para que pueda buscar la mejor solución al problema presentado. Y, sobre todo, estar seguros de la estrategia que se tomará. Todo esto se detecta a base de la permanente comunicación entre abogado cliente, es de vital importancia estar siempre en contacto y con la sinceridad por delante entre ambas partes para que al final lleguen los buenos resultados. También es recomendable hablar de los honorarios en la primera consulta, ya que esto evitará malos entendidos durante el procedimiento. Debemos exigir que nos presupuesten todos los supuestos de nuestro caso.

Desde Lucas Franco Abogados os retamos a que pongáis estos consejos en práctica con nuestros abogados, pues tenemos un amplio repertorio de clientes satisfechos con nuestro trabajo.